sábado, 1 de noviembre de 2014

El Trombón

Stefan Schulz, trombón bajo
 
El trombón es un instrumento de la familia de viento metal, más grande que la trompeta y de sonido más grave. Es el único de los instrumentos de metal que usa una vara corredera, en vez de pistones, para alargar el tubo.
Los trombones forman una familia en la que existen muchas variantes de tesitura y tamaño. El que se usa generalmente en la orquesta es el tenor, el alto y, a veces, el bajo. La boquilla es similar a la de la trompeta pero un poco más grande.
Historia del trombón
Hasta bien entrado el siglo XVII el trombón era conocido como "sacabuche". Su punto de partida se halla en la trompeta bastarda, muy en uso en la Edad Media. Su empleo comenzó a generalizarse en las últimas décadas del siglo XV. En España fue muy apreciado y llegó a ser insustituible en las agrupaciones de cornetas, chirimías y bombardas, aunque fue en Italia donde obtuvo mayor influencia de la mano de autores como Monteverdi o Andrea Gabrielli. En el Barroco se consolidó su presencia en la orquesta. En los últimos 450 años no se observan novedades ni cambios en la construcción del trombón, excepto pequeñas modificaciones en la campana y en la boquilla. Hoy en día sigue siendo un instrumento indispensable en la orquesta.
 
Cómo se toca el trombón

Como ya se ha dicho, el trombón es el único instrumento de metal que usa una vara corredera. La vara permite alargar el tubo, produciendo así notas asociadas a cada una de sus siete posiciones, de tal manera que puede alcanzarse todas las notas de la escala cromática.
El trombón tiene dos inconvenientes. Uno es que el ejecutante tiene que hacer un breve silencio entre notas, durante el que cambia con rapidez la posición de la vara para preparar la emisión de la siguiente nota. El otro es la dificultad que tiene el instrumento para realizar pasajes rápidos por lo expuesto anteriormente.
Los instrumentos de metal generan una potencia acústica sólo superada por los de percusión. El trombón por ejemplo es capaz de lanzar al aire 5 vatios de potencia sonora. En un fortísimo el metal puede tapar al resto de las familias de instrumentos de una orquesta sinfónica. Sin embargo, las ondas estacionarias en el interior de los instrumentos del metal son similares a las de madera.
 

Audiciones y obras para trombón
Blechschaden : Czardas.
Berlioz: Sinfonía fúnebre y triunfal (Oración fúnebre).
Liszt: Hosannah para trombón bajo y órgano.
Rimski-Kórsakoff: Concierto en mi mayor para trombón y banda militar.
Mozart: Requiem (Tuba mirum).
Jacob: Concierto para trombón.
Saint-Saëns: Cavatina.
Berio: Sequenza V para trombón solo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.