viernes, 22 de enero de 2016

G. Gershwin: Rhapsody in Blue


Orquesta Filarmónica de Nueva York
Leonard Bernstein, piano y dirección

Rhapsody in Blue es una obra para piano y orquesta, en la que Gershwin mezcla las técnicas cuasi-improvisatorias típicas del jazz con las técnicas compositivas más formales. Una maravilla de inspiración, que ayudó definitivamente a que el jazz fuera considerado como música “seria”, digna de oírse en las más selectas salas de conciertos.
Una Rapsodia es una pieza musical compuesta de diferentes partes temáticas, unidas entre sí de manera libre y sin relación entre ellas. Típica del Romanticismo, suele estar dividida en dos secciones, una de ellas lenta y dramática, la otra rápida y dinámica, logrando su unión un brillante resultado. Es decir, una especie de poema musical, al estilo de los rapsodas de la Grecia Clásica, que recitaban los poemas de Homero.
Esta composición fue escrita en el año 1924 a petición del músico Paul Whiteman. Se estrenó en el Aeolian Hall de New York el 12 de febrero de 1924, en un concierto de obras exclusivamente norteamericanas, con una banda de jazz de veintidós músicos dirigidos por Paul Whiteman, con el autor tocando la parte de piano. 
Hasta esa época Gershwin se habla limitado a componer canciones y obras para piano, careciendo de la experiencia necesaria en cuanto a orquestación, que se encargó al compositor Ferde Grofé, el arreglista de Whiteman, y así se tocó el día de su estreno en el Aeolian Hall de Nueva York, ante un público en el que estaban los más sobresalientes músicos del momento, entre ellos Leopold Stokowsky, Walter Damrosch, Willen Mengelberg, Fritz Kreisler, Mischa Elman, Jascha Heifetz, Moritz Rosenthal, Serge Rachmaninov y muchos otros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.