domingo, 17 de mayo de 2015

G. Verdi: Pietà, rispetto amore, aria del barítono en el Acto IV de "Macbeth"

Renato Bruson, "Macbeth"
Deutsche Oper Berlin
Giuseppe Sinopoli, director


En el final de la versión original, Macduff persigue a Macbeth y lucha contra él, diciéndole que no "ha nacido de mujer" sino que lo "sacaron" del útero materno. Sigue la lucha. Mortalmente herido, Macbeth, en la escena final Mal per me che m'affidai ("Mal para mí que me fie") proclama que confiar en las profecías del infierno ha causado su desgracia. Muere en escena, mientras que los hombres de Macduff lo proclaman como nuevo rey.

Macbeth fue estrenada en el Teatro della Pergola, de Florencia el 14 de marzo de 1847. De esta ópera, Verdi escribió: «He aquí este Macbeth, el cual amo más que a todas mis otras óperas». Escrita tras el éxito de Atila en 1846, con el compositor ya bien establecido, Macbeth es anterior a los grandes éxitos de 1850 a 1853, Rigoletto, Il trovatore y La traviata que impulsaron a Verdi a una fama universal. Como fuente literaria, las obras de Shakespeare inspiraron a Verdi durante toda su vida: algunas, como Re Lear nunca las llegó a realizar pero sus dos últimas óperas las escribió sobre textos provenientes del dramaturgo inglés: Otello (1887) y Falstaff (1893, basado en “Las alegres comadres de Windsor”).
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.