viernes, 12 de diciembre de 2014

J. Brahms: Quinteto para clarinete y cuarteto de cuerdas en Si menor , op. 115

 
 
 
Sharon Kam, clarinete
Cuarteto de Jerusalén
 
1. Allegro
2. Adagio 
3. Andantino - Presto non assai ma con sentimento
4. Con moto
El quinteto para clarinete y cuarteto de cuerdas en Si menor, op. 115 de Johannes Brahms, obra de 1891, es una de sus composiciones de cámara más importantes. Al igual que Mozart compuso el suyo para Anton Stadler en 1791, el de Brahms está dedicado al clarinetista Richard Mühlfeld. Hay bastantes similitudes de esta obra con el quinteto para clarinete KV 581.
Se trata de un quinteto redondo de principio a fin. De una musicalidad que trascendente más allá de su época. Innova dentro de la tradición. Avanza y profundiza con sobriedad en el más genuino temperamento de Brahms respecto a la obra de Mozart, pero mantiene los aspectos de dulzura y melancolía que posibilita el timbre del clarinete y también un cierto aire sombrío.
Brahms cultivó con rigor y disciplina el legado de la música de cámara, para llevarla un paso más allá, en una época en la que a ésta se la consideraba como un género "secundario". Su obra camerística se reivindicó a principios del siglo XX (Schoenberg) y hoy día ocupa el papel fundamental que le corresponde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.