viernes, 6 de mayo de 2016

P. I. Chaikovski: La bella durmiente

Roberto Bolle
Diana Vishneva
Ballet y Orquesta del Teatro de la Scala de Milán
Kevin Rhodes, director
Rudolf Nureyev, coreografía

Franca Squarciapino, vestuario y decorados


La Bella Durmiente es un ballet en un prólogo y tres actos, que se interpreta en dos partes.
Está basado en el cuento del mismo nombre escrito por el francés Charles Perrault, cuenta con la coreografía original de Marius Petipa, libreto de Iván A.Vsevolojsky y música de Chaikovski. Fue estrenado el 3 de enero de 1890 en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo y desde entonces muchos han sido los coreógrafos y compañías de ballet que han presentado sus personales versiones de esta maravillosa obra.

PARTE I

Prólogo
En el palacio del Rey Florestán XIV se festeja el bautizo de su hija, la princesa Aurora. A la fiesta están invitadas seis hadas y cada una se acerca a la recién nacida para entregarle su regalo. Aparece la malvada bruja Carabosse y, furiosa porque no ha sido invitada a la fiesta, lanza una maldición sobre la niña: "cuando cumpla dieciséis años morirá al pincharse con el huso de una rueca". Los reyes y la corte están horrorizados con la maldición de Carabosse, pero aparece el Hada de las Lilas, quien aún no había entregado su presente a la niña, y dice: "mi regalo es que esta niña no morirá, caerá en un sueño y sera despertada por un deseo de amor". 

Primer acto
Fiesta en el palacio, la princesa Aurora cumple dieciséis años. Sus padres, los reyes, han prohibido en su reino todos los husos. A la fiesta han sido invitados cuatro príncipes de diferentes partes del mundo que han venido a solicitar la mano de la princesa. Bailan el Adagio de la Rosa. Mientras transcurre la fiesta se le acerca a la princesa Aurora una vieja y le regala un objeto que nunca había visto: un huso. Aurora, encantada con el extraño presente, juega con él y se pincha, cayendo inmediatamente en un profundo sueño. La vieja no es otra que Carabosse que se burla de la angustia de todos; llega el Hada de las Lilas y recuerda a todos el regalo que ella le otorgó a la princesa en su cuna. Por un encantamiento hace dormir a toda la corte y luego cubre el castillo con un espeso bosque.

PARTE II

Segundo acto
Han pasado cien años. En un claro del bosque el Príncipe Desiré pasea con sus amigos. El Hada de las Lilas hace que el príncipe tenga una visión de la princesa Aurora. El príncipe se enamora de la princesa y le pide al Hada que lo lleve junto a ella. El Hada de las Lilas le conduce a través del bosque hasta llegar al palacio. Allí descubre a la bella durmiente rodeada por su corte, también durmiente, la besa y ella y toda la corte despiertan. Los reyes bendicen a la pareja enamorada.

Tercer acto
En el salón del palacio se celebran las bodas de la princesa Aurora con el príncipe Desiré. Bailan para ellos diversos personajes: el Gato con Botas y la Gata Blanca, Caperucita Roja y el Lobo, Cenicienta y el príncipe Fortuna, el Pájaro Azul y la princesa Fiorina, cortesanos y cortesanas: para finalizar la princesa Aurora y el príncipe Desiré bailan el Grand pas de deux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.