sábado, 31 de mayo de 2014

Manuel de Falla: La vida breve

 
 
 
 
 
 
 
 
Reapertura del Teatro Real  (Madrid, octubre de 1997)
María José Montiel, soprano
Jaime Aragall, tenor
Alicia Nafé, mezzosoprano
Alfonso Echeverría, bajo
Pilar Jurado, soprano
Vicente Sardinero, barítono
Compañía Andaluza de Danza
Orfeón Donostiarra
Orquesta Nacional de España
Luis Antonio García Navarro, director
Francisco Nieva, director escénico


Argumento
La acción se sitúa en Granada a comienzos del siglo XX.

Acto I.- Cuadro I: Patio de una casa humilde del barrio de Albaicín, en donde Salud espera a Paco. Fuera de escena, se oye a los herreros de Albaicín que cantan mientras realizan su duro trabajo (¡Malhaya el hombre, malhaya, que nace con negro sino! ¡Malhaya quien nace yunque, en vez de nacer martillo!), melodía que resonará como un leitmotiv a lo largo de toda la obra. La abuela, que quiere sinceramente a su nieta, se preocupa por ella (Salud: ¡Vivan los que ríen! ¡Mueran los que lloran!). Aparece Paco y se une a Salud en un dúo de amor (Tú no sabes qué susto me has dao). El tío Sarvaor sabe que Paco está comprometido con una de su clase y de su casta “¡Una niña bastante guapa y además mu rica!” Paco jura lealtad una vez más a Salud. El tío se lanza furioso sobre él, pero la abuela lo detiene.
Cuadro II: La noche cae poco a poco. Lleno de belleza y poesía, un corto interludio sinfónico describe con voces distantes una puesta de sol en Granada.

Acto II.- Cuadro I: Una calle de Granada. Fachada de la casa de Carmela. Se ve el patio donde se celebra una alegre fiesta (Yo canto por soleares a Carmeliya y a Paco y al recuerdo de sus pares… ¡Arsa niñas, y a bailar!). Salud, enterada de la boda de Paco y Carmela, viene a la escena con Salvaor, recordando con dolor los falsos juramentos. Observan desde la calle a través de una ventana lo que ocurre en el patio (¡Allí está riyendo, junto a esa mujé!…). Llega la abuela. Se oye la voz de Paco. Salud canta desde la ventana (¡Malhaya la jembra pobre que nace con negro sino! ¡Malhaya quien nace yunque, en vez de nacer martillo!…). El novio desleal la oye.
Cuadro II: Patio donde se celebra la boda. Los invitados visten con lujo. Varias parejas bailan. Paco procura fingir alegría, disimulando su preocupación (¡Si hubiera sío más precavido! ¡Yo no he debío dejarla así!) Carmela le observa. Salud y Sarvaor aparecen entre los invitados (¡Mirad qué gitanos! ¡Mirad qué chavala!) Salud señala a Paco, quien deja escapar el nombre: ¡Salud! Para defenderse de las acusaciones, Paco asegura que no la conoce (¡Mientes! ¡Echadla! Carmela: ¡Paco! ¡Por Dios!) Salud cae muerta a sus pies,  pronunciando suavemente su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.