miércoles, 22 de abril de 2015

C. Monteverdi: L'Orfeo, "Vi ricorda o boschi ombrosi... Ahí caso acerbo" (Acto II)

Furio Zanasi (Orfeo)
Francesc Garrigosa (Pastor)
Sara Mingardo ((Messagiera)
Gerd Türk (Pastor)
Carlos Mena (Pastor)
Le Concert des Nations
La Capella Reial de Catalunya
Dirección musical: Jordi Savall
Dirección de escena: Gilbert Deflo
Escenografía y vestuario: William Orlandi
Iluminación: Albert Faura

En Florencia a finales del siglo XVI, el aristócrata Giovanni Bardi acogió en su palacio a la Camerata Fiorentina, especie de tertulia o club donde se discutían temas de literatura o música. Uno de los debates giraba en torno a si en la antigua tragedia griega, era sólo el coro el que cantaba o bien lo hacían todos los personajes. Uno de los contertulios que con más ardor apoyaba esta última tesis, era Vincenzo Galilei (padre del astrónomo) y consiguió convencer de sus ideas a Jacobo Peri (1561 - 1633) que en el año 1597 compuso la que puede considerarse como la primera ópera de la historia musical, "La Dafne" basada en un texto de Ottavio Rinuccini (1562 - 1621). "La Dafne" fue la primera obra dramática pastoral totalmente acompañada por música, aunque de un modo germinal. Pasaron algunos años y el nuevo género fue alumbrando nuevas y poco pulidas obras: " Representación del Alma y Cuerpo" (Roma 1600) de Cavalieri; "L'Euridice" (1601) de Caccini; "L'Euridice" (1601) de Peri, etc.
Hubo que esperar hasta el carnaval de 1607 para que Claudio Monteverdi (Cremona 1567 - Venecia 1643) diera al público su obra "La Favola d'Orfeo". Fue estrenada el día 24 de febrero en el salón de los espejos del palacio ducal de los Gonzaga en Mantua.
El libreto es obra de Alessandro Striggio (el Joven) (1535 - 1590) y se basa en la obra de Rinuccini "L'Euridice" que ya había servido de base a las óperas de Peri y Caccini. Striggio amplió el pequeño poema de Rinuccini hasta convertirlo en un libreto de cinco actos, con un sentido teatral más dramático y emocionante.
Monteverdi introdujo muchos aires para solos, dúos, madrigales, danzas... que contrastan con el necesario recitativo. Así mismo empleó una rica orquesta de unos 40 instrumentos entre ellos flautas, cornetti, trompetas, trombones, cuerdas pulsadas y frotadas, etc. La partitura contiene además casi 30 breves números musicales como una toccata y numerosos ritornellos, danzas...
En "L'Orfeo" ya se encuentran los elementos que pertenecerán a la ópera de los siglos futuros: la separación entre recitativo y arioso, la forma estrófica y los ritornellos, la inserción de danzas, la intervención del coro (con textura polifónica), la introducción simple y puramente orquestal. En definitiva, se puede considerar a "L'Orfeo" como la primera gran obra maestra de la historia de la ópera y punto de arranque fundamental en el desarrollo posterior del género.
En el Acto II, Orfeo, rodeado por los pastores, entona un canto a la naturaleza y cuenta cómo corría por los sombríos bosques antes de haberse enamorado. La alegría general se ve interrumpida cuando llega Silvia,  la Mensajera, quién le anuncia a Orfeo que una serpiente ha mordido a su amada Euridice causándole la muerte. La propia Mensajera lamenta tener que dar semejante noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.