lunes, 15 de febrero de 2016

V. Bellini: Credeasi misera, de "I Puritani"


Nino Machaidze, Juan Diego Flórez, Gabriele Viviani, Ildebrando d'Arcangelo, 
Nadia Pirazzini, Gianluca Floris, Ugo Guagliardo


Orquesta y Coro del Teatro Comunale de Bolonia

Michele Mariotti, director

En 1835 Vincenzo Bellini estrenaba en el Théatre Italien de París  I Puritani di Scozia, con libreto de Carlo Pepoli. Aquella primera función estuvo protagonizada por un reparto legendario: Giovanni Rubini como Arturo, Giulia Grisi como Elvira, Antonio Tamburini como Riccardo de Forth y Luigi Lablache como Giorgio. Fue un éxito, pero también sería su última ópera. El compositor moriría aquel mismo año, no muy lejos de la capital francesa.
I Puritani siempre ha ocupado un lugar destacado en el repertorio, y no sólo para lucimiento de la soprano precisamente. Tan difícil como encontrar una buena Elvira es hallar un tenor que haga justicia al papel de Arturo o un barítono que sea un buen Riccardo. En esta ocasión el comentario está centrado en el tenor... y en la que es, probablemente, su escena más célebre en esta ópera -aunque la comparta con el resto de los personajes-, con permiso de esa maravilla que es A te, o cara...

Aunque siempre que se hable de Credeasi, misera se acabe hablando de una nota, el famoso Fa sobreagudo, no es la única parte de tenor que sufre este fenómeno, aunque, al contrario que en otras muchas ocasiones, en este caso se trata de algo que Bellini escribió realmente. El cambio de la técnica desde la época en que Rubini estrenó el papel a la actual hace que alcanzar esas estratosferas no sea común... Y que cuando se alcanzan tampoco resulte especialmente agradable el resultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.