jueves, 19 de febrero de 2015

G. Rossini: La gazza ladra, obertura

Orquesta Filarmónica de Viena
Claudio Abbado, director

La Gazza Ladra (La Urraca Ladrona) es una ópera semiseria en dos actos de Gioachino Rossini (1792-1868), uno de los máximos exponentes del bel canto, un estilo operístico que realzaba la belleza de la línea melódica vocal por encima de los aspectos dramáticos o emocionales. Estrenada el 31 de mayo de 1817 en el teatro de La Scala en Milán, la obra es conocida por su obertura, en cuya instrumentación destaca el empleo de dos cajas o redoblantes.
Autor de obras como El Barbero de Sevilla, La Italiana en Argel o Guillermo Tell, Rossini dejó de componer tras el estreno de esta última en el año 1829, joven, muy joven, cuando aún le quedaban cuarenta años de vida, en los que se dedicó a otros menesteres.

Aunque no sea comparable a El Barbero de Sevilla, La Gazza Ladra es una de las óperas de Rossini más injustamente olvidadas en la actualidad. En su momento constituyó un modelo por el que transitaría la escuela italiana posterior, Bellini, Donizetti y hasta el mismo Verdi.
La música de La Gazza Ladra aparece en la banda sonora del film de Stanley Kubrick La Naranja Mecánica. También en La Regenta, la obra maestra de Leopoldo Alas, “Clarín”,  doña Paula Raíces de Paz apoda, con acierto, a Visitación Olías de Cuervo como la urraca ladrona, alguien que en el argot común “se lanza a todo lo que brilla”. Por eso la nombran tanto, Clarín, Pérez Galdós y tantos otros autores literarios. Porque es otro clásico universal. Precisamente ese es el argumento de la ópera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.