martes, 6 de octubre de 2015

N. Paganini: Capricho para violín nº 24 en la menor

Alexander Markov, violín

Los 24 Caprichos para violín solo de Niccolò Paganini fueron publicados en 1819. En su momento supusieron una revolución en cuanto a la técnica interpretativa. Muchos virtuosos no se han atrevido con ellos, aunque hoy en día incluso estudiantes avanzados se arriesgan a ejecutarlos, no siempre con la perfección requerida.


El vigésimocuarto, escrito en la tonalidad de la menor (un tema con once variaciones y un finale), es uno de los más famosos y técnicamente de los más complejos. Consta de toda la artillería de efectos técnicos: intervalos paralelos de octava, de décima (en su momento sólo Paganini con sus enormes manos podía realizar estos amplísimos intervalos), rapidísimas escalas y arpegios, pizzicati de la mano izquierda, posiciones muy altas y veloces cambios de cuerda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.