sábado, 14 de diciembre de 2013

Georg Friedrich Haendel: "Va tacito e nascosto", aria de Julio César en "Giulio Cesare in Egitto", HWV 17

Sarah Connolly, mezzosoprano
  
Julio César está envuelto en un amargo conflicto contra Pompeyo el Grande, por el control del mundo romano. En su batalla más reciente, en Farsalia (48 a.C.), César ha derrotado a su rival, quien ha huido hacia Egipto, imperio que se halla bajo la regencia de Ptolomeo y su hermana, Cleopatra. César ha seguido a Pompeyo hasta Alejandría.
En el Acto I de la ópera de Haendel, el pueblo egipcio le da la bienvenida a César en Alejandría. Cornelia y Sexto, esposa e hijo de Pompeyo, solicitan que los dos romanos hagan las paces, y César está de acuerdo. En ese momento entra Achilla, comandante del ejército egipcio, trayendo la cabeza de Pompeyo como presente de Ptolomeo XIII, el Rey de Egipto, para César. Horrorizado, César le dice a Aquiles que debe ir a la corte de Ptolomeo para hablar con el rey.

En el palacio real, al que ha acudido para entrevistarse con Ptolomeo, César expresa ante el Rey de Egipto su disgusto por el asesinato de Pompeyo. Una vez que se encuentra a solas, reflexiona sobre el astuto cazador invisible que se mueve silenciosamente.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.