domingo, 13 de enero de 2013

Manuel de Falla: "El Sombrero de Tres Picos", Suites nº 1 y 2

Orquesta Nacional de España
Jesús López Cobos, director

Como ocurre en otras ocasiones en la obra de Falla, El sombrero de tres picos tiene una historia peculiar. En 1916, y tras ser tentado a ello por Diaghilev para sus ballets rusos, el compositor de Cádiz concluye una versión de canto y piano sobre el relato de Pedro Antonio de Alarcón, con libreto de Martínez Sierra y su esposa, que se estrenará en el Teatro Eslava de Madrid el de abril de 1917, en versión para orquesta de cámara, con el título de El corregidor y la molinera y bajo la dirección de Joaquín Turina. Tras ello, Falla retocará la partitura para orquesta sinfónica que, ya con el título de El sombrero de tres picos, se dará por vez primera en Londres, en el Alhambra Theater, el 22 de julio de 1919, con coreografía de Leonid Massine –quien bailaría junto a Tamara Karsavina- y telón – para cuya admiración por parte de los espectadores Falla compuso una Introducción en veinticuatro horas- y figurines de Picasso, dirigida por Ernest Ansermet.  Después Falla extraería de la música completa dos suites.
La Segunda suite de El sombrero de tres picos consta de tres episodios. La Danza de los vecinos es una pimpante seguidilla cuyo tema subsidiario fue escuchado por Falla, al parecer, a un músico ciego en Granada. La muy expresiva Danza del molinero está basada en la farruca, un baile que probablemente llegó a Andalucía desde el norte de España. La Danza final es una jota, afirmativa, verdaderamente gloriosa, que concluye el ballet con toda la grandeza que el autor supo encontrar en la música popular y destilarla en sus esencias con mano maestra.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.