sábado, 9 de febrero de 2013

Joseph Haydn: Cuarteto en Mi bemol mayor Op. 33/2 “La Broma”

Cuarteto Casals

Haydn fue el creador absoluto de la sintaxis musical futura. La sonata para piano, el trío con piano, la sinfonía y, sobre todo, el cuarteto de cuerda tal y como lo practicaron los compositores de las últimas décadas del XVIII, de todo el XIX y de las primeras décadas del XX, proceden directamente de los modelos introducidos por sus obras: como David W. Griffith para la cinematografía, F. J. Haydn es dios padre para las formas de la música instrumental.
Haydn llevó al máximo nivel, en efecto, el modelo de la sonata para piano o de la sinfonía clásica, pero donde su genio se manifestó en todo su esplendor fue en el cuarteto de cuerda.
Haydn fue un tipo simpático. O lo que es aún más revelador: poseía un incisivo sentido del humor que manifestaba con frecuencia musicalmente en sus propias composiciones. Incluso en las reivindicaciones laborales no perdía de vista una correspondencia con la broma o el juego, como en la Sinfonía de los adioses, con los músicos de la orquesta abandonando el escenario del palacio Esterhazy de dos en dos o de uno en uno en el último movimiento como protesta por las condiciones de trabajo. La denominación de Papá Haydn, con la que todavía se le identifica en nuestros días, no es únicamente un reconocimiento a su condición de padre de la sinfonía o del cuarteto de cuerda. Es también un apelativo cariñoso a su carácter bondadoso y paciente, afable y respetuoso. Sus obras transmiten de hecho una inequívoca sensación de equilibrio y sosiego, pero también de espontaneidad lúdica, de incansable divertimento. Goethe decía que sus sinfonías y cuartetos "son el lenguaje ideal de la verdad".
Lo más sorprendente del prolífico Haydn es su capacidad para escapar de cualquier formulismo o previsibilidad, sus fascinantes asimetrías e inesperados giros. La superficie de su música resulta serena; casi todo acontece en las profundidades. Su escritura, en apariencia plácida y fluida, oculta así insólitos contrastes, peligrosas tensiones y las más voluptuosas variaciones".
Compuso Haydn más de 100 sinfonías, como es sabido, y 58 cuartetos de cuerda agrupados en varios periodos. Los opus 17 nacieron a comienzos de la década de 1770 y se corresponden de alguna manera con el periodo prerromántico Sturm und Drang. Curiosamente, E. T. A. Hoffmann ya calificaba a Haydn y Mozart como los primeros compositores "románticos".
La serie de cuartetos Op. 33 fue crucial en la definición del “estándar” de lo que hoy es un cuarteto de cuerda. Haydn ya era un compositor famoso en 1781, pero había dejado de componer cuartetos de cuerda (los Op. 20, que son los anteriores, datan de 1772). Cuando escribe los cuartetos Op. 33 manda una carta a su editor, Artaria, donde le dice que estos cuartetos están escritos “en una manera enteramente nueva y particular”. ¿Qué es lo que hay de nuevo en ellos? Haydn había estado experimentando con la forma de los cuartetos, el número de movimientos, la estructura interna. Por fin en la Op. 33 se establece lo que será el patrón del género, o sea:
Primer tiempo: rápido en forma de Allegro de Sonata
Segundo tiempo: lento en forma ABA (lied)
Tercer tiempo: minuetto/scherzo, en ternario
Cuarto tiempo: rápido y generalmente en forma Rondó

Pero más que la organización interna, lo realmente nuevo de los cuartetos Op. 33 está en utilizar lo que los musicólogos han llamado trabajo temático (del original alemán tematische Arbeit)  como elemento fundamental de unidad. Esta técnica compositiva, de amplias consecuencias históricas durante el siglo XIX y parte del XX, consiste en la construcción de temas tales que partículas o motivos derivados de éstos puedan manipularse y reorganizarse con flexibilidad, conformando material para el resto del movimiento, o incluso de todo el cuarteto. Los Cuartetos Op. 33 son la colección que materializa a la perfección esta técnica, aunque ésta aparece dispersa a lo largo de toda la producción de Haydn, independientemente de géneros y periodos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.