miércoles, 20 de febrero de 2013

Wolfgang A. Mozart: Adagio del Concierto para clarinete en La mayor KV 622

Sharon Kam, clarinete
Orquesta Filarmónica Checa
Manfred Honeck, director

En el verano de 1791 a Mozart sólo le quedan unos meses de vida. En medio de la difícil situación económica en la que vive aún tiene fuerzas para trabajar sin descanso. Es el período de sus grandes obras maestras, como el Concierto para piano nº 27 KV 595, el Quinteto de cuerda KV 614, el Ave Verum KV 618, La clemencia de Tito, La flauta mágica, el Réquiem KV 626… Pero en este grupo falta una obra maestra. El 7 de octubre de 1791 Mozart escribe una carta a su mujer en la que le informa que ha terminado la orquestación de un concierto para clarinete dedicado a Anton Stadler, quien ya era el dedicatario del Quinteto para clarinete KV 581. Al parecer, Mozart, que adoraba la sonoridad del clarinete, ya había escrito un boceto en 1789 para clarinete basseto (clarinete grave) que según las investigaciones constituyó la primera versión del concierto hoy conocido. Pese a que la partitura autógrafa de ese esbozo se perdió, la misma se ha podido reconstruir mediante algunos apuntes realizados por Mozart.
El segundo movimiento del Concierto KV 622, Adagio, en Re mayor y compás de 3/4, es uno de los fragmentos musicales más conocidos de Mozart. Tiene forma de sonata bitemática. El solista traza un sublime canto que es inmediatamente repetido por la orquesta (tema a). Una nueva melodía (tema b), ligeramente ornamentada, se eleva hasta una doble cadencia para regresar luego al tema principal. Un breve desarrollo conduce a la reexposición y la coda. Es posiblemente el movimiento en el que Mozart trató de acercarse más a la voz humana mediante un instrumento solista. De sólo noventa y ocho compases de duración, esta joya pasa por ser uno de los movimientos más puros y emocionantes de toda la producción mozartiana. Poco más se puede añadir.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.