lunes, 1 de abril de 2013

Edvard Grieg: Canción de Solveig de "Peer Gynt"


Marita Sølberg, soprano
Orquesta Filarmónica de Berlín
Neeme Järvi, director
La figura principal de la música noruega es Edvard Grieg (1843-1907). Sus obras más populares son su Concierto para piano en la menor y las dos Suites “Peer Gynt”, estas últimas compuestas a partir de la música incidental creada en 1876 para la obra teatral del mismo título del dramaturgo, también noruego, Henrik Ibsen. A través de su protagonista,  Peer, un soñador inconsecuente sin fuertes convicciones que deja todo a cargo de su fantasía, Ibsen caricaturiza el carácter noruego.
Grieg fue un músico muy prolífico, pero fundamentalmente compuso pequeñas piezas para piano y ciclos de canciones. El propio compositor decía:
Bach y Beethoven han edificado en el cielo gigantescos templos y bellísimas catedrales. Yo he querido, sin embargo, construir viviendas para los hombres, simples viviendas en las cuales se sintiesen a gusto y felices”.
La elegancia y lirismo de la música de Edvard Grieg se hace pura poesía en sus canciones, de aparente simplicidad, que constituyen pequeñas pero intensas obras maestras. La principal inspiración de las canciones de Grieg, y también su destinataria e intérprete, fue su prima y esposa, la cantante Nina Hagerup. La canción de Solveig) forma parte de la segunda Suite "Peer Gynt". En ella, Solveig expresa su fe en que su amado Peer, en esos momentos al otro lado del mundo, regresará a buscarla, aunque pase el invierno, desaparezca la primavera, y con el fin del verano termine el año. Y si acaso él ha muerto, ella seguirá esperándole allí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.