jueves, 18 de abril de 2013

Richard Wagner: Recitativo del Grial, de "Lohengrin"

Jonas Kaufmann, tenor
Orquesta de la Radio de Múnich
Michael Güttler, director

Después de estrenar Tannhäuser en 1845 y de comenzar la composición de Lohengrin, Wagner entró en contacto con el círculo anarquista de Bakunin; su participación activa en las revueltas de Dresde durante la Revolución de 1848, que había estallado en casi toda Europa, le obligó a escapar de nuevo. Fue a Weimar y se presentó a Franz Liszt, el faro dispensador de esperanza de todos los compositores, y obtuvo de él un pasaporte falso y dinero, lo que le permitió escapar de la policía que le perseguía y llegar a Suiza. El 28 de mayo de 1849 se instaló en Zúrich, en un exilio que habría de durar ocho años.

Lohengrin trata especialmente del encuentro de dos esferas, la celestial y la terrena. El preludio, una pieza orquestal independiente, está construido sobre un único tema, el motivo del Grial, el símbolo de la máxima santidad. El tempo es langsam (lento). Es preparado, casi como un suspiro, por todos los violines y algunos vientos de madera en un juego de cambios con cuatro violines solistas que tocan a la forma de un caramillo, es decir, con tonos altos en pianissimo. El motivo del Grial es interpretado primeramente sólo por los violines gradualmente subiendo en octavas, con voces de forma independiente. Las maderas entran, y más tarde también las cuerdas más profundas y luego las trompas, finalmente, en una gran culminación entran los trombones, las tubas y las trompetas. Este preludio, una obra maestra de enlace de oraciones musicales e instrumentación, de tonalidades y belleza de tonos, tiene la forma de un gran crescendo que es terminado por un corto decrecendo. El preludio abarca 76 compases y su tono principal es La mayor. El pensamiento creador es que el milagroso cáliz, el Grial, es llevado desde el cielo a la tierra, que allí es descubierto, para finalmente volver hacia las alturas. Al final del preludio se escucha un motivo conmovedor y tranquilo, desarrollado directamente del motivo del Grial, y que a veces es llamado el motivo de la misericordia. Este motivo se escucha también cuando Lohengrin se despide del cisne en el primer acto, y luego en su propia despedida en el tercer acto. La afinación básica que domina toda la obra es ceremoniosamente seria. Una belleza misteriosa marca especialmente la música de la trama interior: el amor entre Elsa y Lohengrin. El motivo del Grial vuelve a aparecer tímidamente en el acto primero, pero en su totalidad reaparecerá durante la narración sobre el Grial de Lohengrin en el último acto.

El compositor mismo se preocupó bastante de conseguir que ni el motivo del Grial o la obra, como un todo, fuesen consideradas obras religiosas o eclesiásticas.
El dramatismo de toda la obra culmina en la narración del Grial de Lohengrin ("In fernem Land"), cuya resplandeciente música es una recapitulación de todo el motivo del Grial del preludio. Aquí concluye la trama interna, que se ha llevado a cabo en el plano psicológico entre Elsa y Lohengrin. La narración del Grial, en donde Lohengrin da a conocer quien él es y el por qué debe abandonar a Elsa, está musicalmente planeado. El auténtico motivo del Grial se hace real primero durante la palabra "Gefäss" (vaso, recipiente), cuando el cáliz milagroso es nombrado. Su significativo tono mayor, La mayor, es cantado tres veces por Lohengrin, de las cuales las dos primeras en la palabra "Gral" (Grial). Musicalmente se mezcla el recitativo con el arioso. Luego de la narración del Grial, se oye finalmente el motivo de Lohengrin y el motivo de la misericordia.

In fernem Land,
unnahbar euren Schritten,
liegt eine Burg,
die Montsalvat genannt;
ein lichter Tempel
stehet dort inmitten,
so kostbar,
als auf Erden nichts bekannt;
drin ein Gefäss
von wundertät'gem Segen
wird dort als höchstes
Heiligtum bewacht:
Es ward, daß sein
der Menschen reinste pflegen,
herab von einer Engelschar gebracht;
alljährlich naht
vom Himmel eine Taube,
um neu zu stärken seine Wunderkraft:
Es heißt der Gral,
und selig reinster Glaube
erteilt durch ihn
sich seiner Ritterschaft.
Wer nun dem Gral
zu dienen ist erkoren,
den rüstet er mit überird'scher Macht;
an dem ist jedes Bösen Trug verloren,
wenn ihn er sieht,
weicht dem des Todes Nacht.
Selbst wer
von ihm in ferne Land' entsendet,
zum Streiter für
der Tugend Recht ernannt,
dem wird nicht seine
heil'ge Kraft entwendet,
bleibt als sein Ritter
dort er unerkannt.
So hehrer Art doch ist
des Grales Segen,
enthüllt - muß er
des Laien Auge fliehn;
des Ritters drum sollt Zweifel
ihr nicht hegen,
erkennt ihr ihn -
dann muß er von euch ziehn.
Nun hört,
wie ich verbotner Frage lohne!
Vom Gral ward
ich zu euch daher gesandt:
Mein Vater Parzival
trägt seine Krone,
sein Ritter ich -
bin Lohengrin genannt.
En tierras lejanas,
inaccesibles para vosotros,
se encuentra una fortaleza
llamada Montsalvat.
En su centro se yergue
un majestuoso templo,
tan espléndido
que en la tierra nada hay
tan precioso como él.
En su interior
se guarda un cáliz
bendito y milagroso,
como bien más preciado.
Una corte de ángeles celestiales
lo trajo a la tierra
para que fuese custodiado
por los hombres más virtuosos.
Cada año una paloma
desciende del cielo
para infundir nueva fuerza
a su poder milagroso.
Es conocido como el Grial,
y de él reciben los caballeros
la fe más pura y gloriosa.
Quien es escogido
para servir al Grial
recibe de éste un poder sobrenatural.
Contra él nada puede
la mentira del hombre malvado
y en su presencia
la noche de la muerte se desvanece.
Quien por él es enviado
a lejanas tierras
para defender la virtud,
no queda privado
de su sagrada fortaleza,
siempre que se ignore
que es un caballero del Grial.
Tan sublime es la gracia del Grial
que quien la descubra...
deberá huir de las miradas profanas.
Por ese motivo no ha de existir
duda ninguna sobre sus caballeros,
puesto que si los reconocéis
deberán abandonaros.
¡Escuchad ahora
cómo premio la pregunta prohibida!
Fui enviado a vosotros por el Grial.
Mi padre, Parsifal,
ciñe la corona.
Soy su caballero...
y mi nombre es Lohengrin.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.