sábado, 27 de abril de 2013

Ralph Vaughan Williams: Rondó del Concierto para tuba y orquesta en fa menor

Orquesta Sinfónica Juvenil "Teresa Carreño"
Solista: Leswi Pantoja
Director: Rafael Payare

La curiosidad de esta obra se halla en que hasta este compositor, a nadie se le había ocurrido antes dedicar una obra concertante a la tuba. Para instrumentos de cuerda y madera hay gran variedad; de trompeta y trompa hay obras muy estimables (Haydn, Mozart y Strauss, sin ir más lejos); pero cuesta imaginar a la reina del metal grave en un papel protagonista. No obstante, es necesario reconocer que Vaughan Williams consigue una obra que suena muy bien, cuando menos, y además muestra un alto grado de exigencia para el intérprete.

Ralph Vaughan Williams escribió su concierto para tuba en fa menor en 1954. Su destinatario era Philip Catelinet, tuba solista de la London Symphony Orchestra, quien la estrenó el 13 de junio de ese mismo año bajo la batuta de Sir John Barbirolli.
Originalmente esta obra se consideró una excentricidad por parte del compositor inglés, pero pronto se convirtió en una de sus obras más populares, así como en una de las obras esenciales de todo el repertorio profesional para tuba.

Actuando como soporte de la armonía en los bajos, la tuba es el instrumento de viento más grave de la familia de los metales. Afinada en si bemol, sustituye a los antiguos oficleido y bombardón en el conjunto sinfónico. En las bandas suele sustituirse por el fliscorno bajo en si bemol (Euphonium), más fácil de transportar en un desfile. Existe una tuba baja en fa, que se puede convertir a si bemol mediante una llave especial.
Su sonoridad está más cercana a la trompeta, pero suele usarse como bajo del subgrupo de los trombones en la orquesta. Su timbre es oscuro y su sonido retumba. Tiene un espectro agudo más amplio que otros instrumentos de metal de tesitura baja, aunque lo más característico es su pesado y lento sonido.

El sonido potente y la presencia de la tuba confina a este instrumento (por lo general, único) a la última fila, junto a los metales y las percusiones, a la izquierda o a la derecha del director, es indistinto, pero siempre junto a los trombones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.