domingo, 14 de abril de 2013

Giacomo Puccini: O mio babbino caro, de "Gianni Schicchi"

Renée Fleming, soprano
Orquesta Filarmónica de Berlín
Ion Marin, director
 
 
A principios del siglo XX, Giacomo Puccini (Lucca 1858 - Bruselas 1924) es uno de los principales representantes del verismo, con óperas tan famosas como La bohème, Madama Butterfly y Gianni Schicchi. Puccini compuso esta última como parte final de Il Trittico (junto a Il Tabarro, Suor Angelica), pero debido al gran éxito que ha venido experimentando, es la única obra del Trittico que se suele representar por separado. El estreno, junto a Il Tabarro y Suor Angelica, tuvo lugar el 14 de diciembre de 1918 en la Metropolitan Opera House de Nueva York.
El autor del libreto, en un acto, es Giovacchino Forzano (Florencia 1884 - Roma 1970) que se inspiró en el Infierno de La Divina Comedia de Dante. La trama es divertida e inteligente, por lo que esta pequeña ópera ha conseguido auparse a lo más alto de la comedia operística italiana.
El argumento de Gianni Schicchi transcurre en Florencia en el año 1299. El rico Buoso Donati acaba de fallecer dejando la mejor parte de su fortuna a un monasterio. Los familiares, reunidos en torno al muerto, buscan desesperadamente el modo de cambiar a su favor el testamento.
En medio de la confusión general, el joven Rinuccio afirma que Gianni Schicchi, padre de su amada Lauretta, es el único que puede ayudarles, y manda a alguien en su busca.
Cuando llega Schicchi, los parientes lo desprecian, resistiéndose a aceptar la ayuda de un campesino recién llegado a Florencia, pero Lauretta suplica a su padre que los ayude, único modo de que los parientes acepten su boda con Rinuccio.
Gianni Schicchi, conmovido por la petición de su hija, decide hacerse pasar por el muerto y pide a los parientes que llamen al notario para cambiar el testamento.
Ante el notario, Schicchi, imitando desde la cama la voz de Buoso, dicta el nuevo testamento: deja a los monjes cinco liras y algunos bienes a cada pariente.
Por fin llega el momento de repartir la mejor parte de la herencia, la casa y los molinos en Signa. Buoso se lo deja todo a... ¡Gianni Schicchi!
O, mio babbino caro, una de las arias más famosas del repertorio operístico, es el título de la conmovedora súplica de Lauretta a su padre para que ayude a los familiares del fallecido Buoso.
La estructura del aria destaca por su simplicidad. Dos frases de ocho compases, la segunda de ellas ampliada, basadas en motivos de dos compases. La melodía, muy expresiva, es precedida de un preludio de la cuerda que interpreta uno de los motivos de la melodía.
De la gran aceptación de esta aria en todo tipo de manifestaciones artísticas sirva de ejemplo su utilización en la película Una habitación con vistas (1986), del director James Ivory, donde es cantada por Kiri Te Kanawa.
O, mio babbino caro,
mi piace, è bello bello;
Vo’andare in Porta Rossa
a comperar l’anello!
Sì, sì, ci voglio andare!
E se l'amassi indarno,
andrei sul Ponte Vecchio,
ma per buttarmi in Arno!
Mi struggo e mi tormento!
O Dio, vorrei morir!
Babbo, pietà, pietà!
Babbo, pietà, pietà!
Oh, querido papaíto,
lo amo, es tan guapo;
¡Quiero ir a Porta Rossa
a comprar el anillo!
¡Sí, lo digo de veras!
Y si mi amor fuera en vano
¡me iría al Ponte Vecchio
y me arrojaría al Arno!
¡Me consumo y sufro un tormento!
¡Oh Dios, quisiera morir!
¡Padre, piedad, piedad!
¡Padre, piedad, piedad!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.