domingo, 25 de noviembre de 2012

F. Schubert - La trucha D 550

Dietrich Fischer-Dieskau, barítono
Gerald Moore, piano


En la primavera de 1817 Franz Schubert escribió su lied “Die Forelle” (La trucha). Compuesta sobre un texto del músico y poeta Christian Friedrich Schubart, la pieza, a pesar de su estructura sencilla, fue una de las obras más trabajadas por el compositor, que realizó numerosas versiones diferentes. “Die Forelle” caló rápidamente en el público vienés y cobró una gran popularidad que se ha extendido hasta nuestros días, siendo pieza habitual del repertorio liederístico.
En ella, el acompañamiento del piano simboliza el discurrir y balanceo de las aguas, mientras que la línea melódica representa a la inocente y despreocupada trucha que nada en el arroyo. En las dos primeras estrofas, una música similar, de carácter alegre, acompaña el texto, en el que se nos hace una descripción bucólica de la situación. En la estrofa siguiente, la melodía adquiere un tono más agitado y levemente oscuro, mientras se nos cuenta como, a través del engaño y del enturbiamiento de las aguas cristalinas, la trucha es atrapada.


Die Forelle
Christian Friedrich Daniel Schubart (1739-1791)

Traducción

En un claro arroyuelo, 
se precipita alegremente
la trucha juguetona, 
que pasa como una flecha. 
Yo estaba en la orilla 
y en un dulce sosiego 
vi el baño del alegre pececito 
en el claro arroyuelo. 
 Un pescador con su caña 
se colocó en la orilla, 
y miró a sangre fría, 
los serpenteos del pececillo. 
Mientras el agua siga clara, 
y no se enturbie, pensé, 
no podrá coger a la trucha 
con su anzuelo. 
 Finalmente el ladrón se cansó de esperar. 
El pérfido, enturbió 
las aguas del arroyuelo 
y antes de que me diera cuenta, 
la caña dio tal respingo 
que enganchó al pececillo. 
y yo, con la sangre alterada, 
miré a la presa engañada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.